Siguenos en:

iconoVolver sello-norma
Sellos aplicados icono
Metodología icono    Cómo leerlo icono
Mujeres

Sobre la democracia paritaria

"(...) La falta de participación de las mujeres en la política y en lo público produce una distorsión en las democracias representativas. Por esto, es relevante para el país contar con mujeres diversas en espacios de poder, porque su mayor presencia logra instalar debates y temáticas, en diferentes ámbitos, que ayudan a avanzar en igualdad. La presencia igualitaria de mujeres es una fuerza de cambio, no porque todas tengan los mismos intereses, sino porque aportan su diversidad y experiencias ante los desafíos de cambio y transformación social y política que requiere el país. (...)"

Evaluada por:

logo organizacion

Artículo 6, Inciso primero al tercero

1. El Estado promueve una sociedad donde mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexuales y de género participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía.
2. Todos los órganos colegiados del Estado, los autónomos constitucionales, los superiores y directivos de la Administración, así como los directorios de las empresas públicas y semipúblicas, deberán tener una composición paritaria que asegure que, al menos, el cincuenta por ciento de sus integrantes sean mujeres.
3. El Estado promoverá la integración paritaria en sus demás instituciones y en todos los espacios públicos y privados y adoptará medidas para la representación de personas de género diverso a través de los mecanismos que establezca la ley.

¿Cuán importante es este artículo(s) para la calidad de vida de las personas en Chile? Valoración del 1 al 6, siendo el 6 más importante.

¿Por qué este artículo(s) tiene la importancia para la calidad de vida que indicaste en la pregunta anterior?

La falta de participación de las mujeres en la política y en lo público produce una distorsión en las democracias representativas. Por esto, es relevante para el país contar con mujeres diversas en espacios de poder, porque su mayor presencia logra instalar debates y temáticas, en diferentes ámbitos, que ayudan a avanzar en igualdad. La presencia igualitaria de mujeres es una fuerza de cambio, no porque todas tengan los mismos intereses, sino porque aportan su diversidad y experiencias ante los desafíos de cambio y transformación social y política que requiere el país.

En el marco de una agenda de justicia social, económica y de derechos humanos: ¿En qué medida la Nueva Constitución mejora respecto de la Constitución actualmente vigente? Valoración del 1 al 6, siendo el 6 más importante.

¿Cómo puedes justificar la opción asignada en la pregunta anterior?

Basta con decir que el concepto “democracia” es mencionado sólo una vez en la Constitución vigente (1980/2005); en cambio, en el borrador de la nueva constitución aparece 25 veces y, por primera vez, el de “democracia paritaria” es un pilar fundamental. Esto es un gran avance.
De acuerdo con ONU Mujeres (Organización de las Naciones Unidas) y el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (2016), se entiende por democracia paritaria al “modelo de democracia en el que la igualdad sustantiva y la paridad entre mujeres y hombres son ejes vertebradores de las transformaciones que asume un Estado responsable e inclusivo”.

¿Hay presencia de artículos similares en otros países? Explícanos en qué países y en qué se parecen.

Argentina y Francia han consagrado la participación paritaria de mujeres y hombres en la vida política en sus Constituciones. En el caso de Argentina, ésta se incorpora en su parte dogmática, particularmente, en el Capítulo Segundo, que establece nuevos derechos y garantías. En el caso de Francia, se explicita dentro del Preámbulo.

¿Cuál es la historia de este artículo en términos de su creación social?

La demanda por mayor representación de las mujeres en espacios de poder en Chile es de larga data y se radica en la lucha por el derecho a voto, entre 1930 y 1940. Luego, en 2014, se inició la discusión legislativa para incorporar cuotas de género en las elecciones parlamentarias, y en 2020 se logró la paridad en la Convención Constitucional, procesos en los cuales contribuyó ComunidadMujer junto a otras organizaciones. Tras el avance del movimiento feminista y el arraigo de la paridad de género en las demandas sociales, la cuota no parece ser suficiente. Es tiempo de consagrar la paridad.

¿Cuáles son los principales mitos asociados al artículo(s) y porqué son mitos?

“Se privilegiará a las mujeres en los espacios de representación, en desmedro de los hombres”.
Este mito hace referencia a la creencia de que consagrar la paridad de género en diferentes espacios otorgará beneficios extraordinarios sólo a las mujeres. Esto no puede estar más alejado de la realidad. La paridad de género busca una representación equitativa entre mujeres y hombres, sin privilegiar a un género sobre otro.

Esto para enmendar una subrepresentación histórica de las mujeres en espacios de toma de decisión: a pesar de que ellas son más de la mitad de la población, los órganos políticos están lejos de una distribución equitativa. Por ejemplo, en el Congreso Nacional desde su formación en 1811 hasta 2020, del total de 4.029 parlamentarios que han sido parte de este órgano, sólo 108 han sido mujeres (2,7% ).

Esta falta de representación en los liderazgos políticos se pueden explicar por diferentes factores: la organización de actividades políticas en horarios que dificultan la conciliación con las labores de cuidado; la ausencia de mujeres en las mesas negociadoras de candidaturas; y la persistencia de una importante brecha de financiamiento en desmedro de las mujeres (PNUD, 2021).

Pero todos estos obstáculos están atravesados por estereotipos de género que favorecen liderazgos masculinos, es decir, qué atributos son necesarios para ser candidato, asociándolos a la masculinidad (liderazgo, agresividad, asertividad, etc), y dejándolas a ellas en roles vinculados a asuntos internos.

La democracia paritaria vendría a subsanar y superar estas barreras estructurales que impiden que más mujeres estén presentes en cargos de poder público y político.

Imagina que estamos en 2052: ¿Cómo es tu entorno y la vida de las personas en Chile después de este artículo(s)?

Mujeres y hombres participan de manera equitativa en los espacios de poder político y público, sin sesgos que lo impidan gracias a una norma legal que establece como piso mismo la paridad de género en todas las elecciones populares, como las de los Consejos Regionales y las Municipales y en los organismos autónomos tales como el Tribunal Constitucional y el Banco Central. Gracias a la democracia paritaria, y otras leyes/artículos con enfoque de género, las mujeres están logrando atravesar el llamado “techo de cristal” y el “piso de cemento”, marcando grandes precedentes para las mujeres del futuro.

¿En qué forma el artículo(s) analizado aporta al desarrollo del país?

Como ha argumentado el economista Amartya Sen, la discriminación continua contra las mujeres puede obstaculizar el desarrollo de los países. Por lo tanto, una representación equilibrada en espacios de toma de decisión estimula sociedades más igualitarias.

La participación paritaria de mujeres y hombres en espacios de poder permitirá que las necesidades específicas de más de la mitad de la población (tradicionalmente invisibilizada) sean consideradas en políticas públicas y respuestas asociadas al desarrollo del país, la economía, la justicia, entre otros. Esto porque, pese a la diversidad de las mujeres, sus experiencias de vida (asociadas a situaciones de discriminación social, política, civil, por el solo hecho de ser mujeres) puede transformarse en un punto de partida para apoyar iniciativas o proponer soluciones enfocadas en ellas,

Además, los derechos humanos de las mujeres, y, en ellos su justa representación en distintos espacios de poder, son parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (Naciones Unidas, 2015). La participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones es fundamental para la democracia y el desarrollo sostenible de los países.

¿En qué forma el artículo(s) analizado aporta a la igualdad entre todas las personas?

Uno de los indicadores clave para medir la igualdad de género es la participación de las mujeres en los espacios de toma de decisión. La Democracia Paritaria ayudará a subsanar la subrepresentación de mujeres en la vida política y pública, generando un equilibrio de género.

Comparte esta evaluación en Redes Sociales

Descargar Postal
Otras normas evaluadas por la organización

Comunidad Mujer y Núcleo Constitucional UAH
Cómo leerlo icono
Mujeres

Sobre la democracia paritaria

"(...) La falta de participación de las mujeres en la política y en lo público produce una distorsión en las democracias representativas. Por esto, es relevante para el país contar con mujeres diversas en espacios de poder, porque su mayor presencia logra instalar debates y temáticas, en diferentes ámbitos, que ayudan a avanzar en igualdad. La presencia igualitaria de mujeres es una fuerza de cambio, no porque todas tengan los mismos intereses, sino porque aportan su diversidad y experiencias ante los desafíos de cambio y transformación social y política que requiere el país. (...)"

Evaluada por:

logo organizacion

Artículo 6, Inciso primero al tercero

1. El Estado promueve una sociedad donde mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexuales y de género participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía.
2. Todos los órganos colegiados del Estado, los autónomos constitucionales, los superiores y directivos de la Administración, así como los directorios de las empresas públicas y semipúblicas, deberán tener una composición paritaria que asegure que, al menos, el cincuenta por ciento de sus integrantes sean mujeres.
3. El Estado promoverá la integración paritaria en sus demás instituciones y en todos los espacios públicos y privados y adoptará medidas para la representación de personas de género diverso a través de los mecanismos que establezca la ley.

¿Cuán importante es este artículo(s) para la calidad de vida de las personas en Chile? Valoración del 1 al 6, siendo el 6 más importante.

¿Por qué este artículo(s) tiene la importancia para la calidad de vida que indicaste en la pregunta anterior?

La falta de participación de las mujeres en la política y en lo público produce una distorsión en las democracias representativas. Por esto, es relevante para el país contar con mujeres diversas en espacios de poder, porque su mayor presencia logra instalar debates y temáticas, en diferentes ámbitos, que ayudan a avanzar en igualdad. La presencia igualitaria de mujeres es una fuerza de cambio, no porque todas tengan los mismos intereses, sino porque aportan su diversidad y experiencias ante los desafíos de cambio y transformación social y política que requiere el país.

En el marco de una agenda de justicia social, económica y de derechos humanos: ¿En qué medida la Nueva Constitución mejora respecto de la Constitución actualmente vigente? Valoración del 1 al 6, siendo el 6 más importante.

¿Cómo puedes justificar la opción asignada en la pregunta anterior?

Basta con decir que el concepto “democracia” es mencionado sólo una vez en la Constitución vigente (1980/2005); en cambio, en el borrador de la nueva constitución aparece 25 veces y, por primera vez, el de “democracia paritaria” es un pilar fundamental. Esto es un gran avance.
De acuerdo con ONU Mujeres (Organización de las Naciones Unidas) y el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (2016), se entiende por democracia paritaria al “modelo de democracia en el que la igualdad sustantiva y la paridad entre mujeres y hombres son ejes vertebradores de las transformaciones que asume un Estado responsable e inclusivo”.

¿Hay presencia de artículos similares en otros países? Explícanos en qué países y en qué se parecen.

Argentina y Francia han consagrado la participación paritaria de mujeres y hombres en la vida política en sus Constituciones. En el caso de Argentina, ésta se incorpora en su parte dogmática, particularmente, en el Capítulo Segundo, que establece nuevos derechos y garantías. En el caso de Francia, se explicita dentro del Preámbulo.

¿Cuál es la historia de este artículo en términos de su creación social?

La demanda por mayor representación de las mujeres en espacios de poder en Chile es de larga data y se radica en la lucha por el derecho a voto, entre 1930 y 1940. Luego, en 2014, se inició la discusión legislativa para incorporar cuotas de género en las elecciones parlamentarias, y en 2020 se logró la paridad en la Convención Constitucional, procesos en los cuales contribuyó ComunidadMujer junto a otras organizaciones. Tras el avance del movimiento feminista y el arraigo de la paridad de género en las demandas sociales, la cuota no parece ser suficiente. Es tiempo de consagrar la paridad.

¿Cuáles son los principales mitos asociados al artículo(s) y porqué son mitos?

“Se privilegiará a las mujeres en los espacios de representación, en desmedro de los hombres”.
Este mito hace referencia a la creencia de que consagrar la paridad de género en diferentes espacios otorgará beneficios extraordinarios sólo a las mujeres. Esto no puede estar más alejado de la realidad. La paridad de género busca una representación equitativa entre mujeres y hombres, sin privilegiar a un género sobre otro.

Esto para enmendar una subrepresentación histórica de las mujeres en espacios de toma de decisión: a pesar de que ellas son más de la mitad de la población, los órganos políticos están lejos de una distribución equitativa. Por ejemplo, en el Congreso Nacional desde su formación en 1811 hasta 2020, del total de 4.029 parlamentarios que han sido parte de este órgano, sólo 108 han sido mujeres (2,7% ).

Esta falta de representación en los liderazgos políticos se pueden explicar por diferentes factores: la organización de actividades políticas en horarios que dificultan la conciliación con las labores de cuidado; la ausencia de mujeres en las mesas negociadoras de candidaturas; y la persistencia de una importante brecha de financiamiento en desmedro de las mujeres (PNUD, 2021).

Pero todos estos obstáculos están atravesados por estereotipos de género que favorecen liderazgos masculinos, es decir, qué atributos son necesarios para ser candidato, asociándolos a la masculinidad (liderazgo, agresividad, asertividad, etc), y dejándolas a ellas en roles vinculados a asuntos internos.

La democracia paritaria vendría a subsanar y superar estas barreras estructurales que impiden que más mujeres estén presentes en cargos de poder público y político.

Imagina que estamos en 2052: ¿Cómo es tu entorno y la vida de las personas en Chile después de este artículo(s)?

Mujeres y hombres participan de manera equitativa en los espacios de poder político y público, sin sesgos que lo impidan gracias a una norma legal que establece como piso mismo la paridad de género en todas las elecciones populares, como las de los Consejos Regionales y las Municipales y en los organismos autónomos tales como el Tribunal Constitucional y el Banco Central. Gracias a la democracia paritaria, y otras leyes/artículos con enfoque de género, las mujeres están logrando atravesar el llamado “techo de cristal” y el “piso de cemento”, marcando grandes precedentes para las mujeres del futuro.

¿En qué forma el artículo(s) analizado aporta al desarrollo del país?

Como ha argumentado el economista Amartya Sen, la discriminación continua contra las mujeres puede obstaculizar el desarrollo de los países. Por lo tanto, una representación equilibrada en espacios de toma de decisión estimula sociedades más igualitarias.

La participación paritaria de mujeres y hombres en espacios de poder permitirá que las necesidades específicas de más de la mitad de la población (tradicionalmente invisibilizada) sean consideradas en políticas públicas y respuestas asociadas al desarrollo del país, la economía, la justicia, entre otros. Esto porque, pese a la diversidad de las mujeres, sus experiencias de vida (asociadas a situaciones de discriminación social, política, civil, por el solo hecho de ser mujeres) puede transformarse en un punto de partida para apoyar iniciativas o proponer soluciones enfocadas en ellas,

Además, los derechos humanos de las mujeres, y, en ellos su justa representación en distintos espacios de poder, son parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (Naciones Unidas, 2015). La participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones es fundamental para la democracia y el desarrollo sostenible de los países.

¿En qué forma el artículo(s) analizado aporta a la igualdad entre todas las personas?

Uno de los indicadores clave para medir la igualdad de género es la participación de las mujeres en los espacios de toma de decisión. La Democracia Paritaria ayudará a subsanar la subrepresentación de mujeres en la vida política y pública, generando un equilibrio de género.

iconoVolver sello-norma
Sellos aplicados icono
Comparte esta evaluación en Redes Sociales

Descargar Postal
Otras normas evaluadas por la organización

Comunidad Mujer y Núcleo Constitucional UAH